El actual y el próximo año serán muy difíciles: Guajardo, exsecretario de Economía

Adncoahuila

El acuerdo al implicar obligaciones para el país debe dar certidumbre a sectores estratégicos señala el ex Secretario Ildefonso Guajardo

Saltillo, Coah. INFONOR.- La entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá es un paso en la dirección correcta para dar certidumbre en los compromisos que hemos adquirido como país, sostuvo el ex Secretario de Economía en el sexenio anterior, Ildefonso Guajardo Villarreal, posterior a su participación en un foro organizado en Coahuila respecto al tema.

En conferencia de prensa, el ex funcionario federal, indicó que será importante observar las reglas del juego en sectores estratégicos, ya que los tratados internacionales están por encima de las leyes y establecen un punto de garantía en las inversiones tanto extranjeras como nacionales.

Aceptó que sin embargo, la situación de contingencia sanitaria por Covid 19, es algo atípico que nunca se hubiese tenido en la predicción del día en que arranca el TMEC, y tiene implicaciones muy específicas.

“Lo hacemos (iniciar el tratado), en una crisis de salud sin precedente en el mundo, y eso tiene implicaciones muy especiales, la primera es que la devastación que hemos sufrido en materia económica, donde se estima que en 2020 perderemos en el país entre 10 y 12 millones de empleos, está generando una situación crítica de la cual no podemos esperar salir de manera rápida”.

Ildefonso Guajardo comentó que la entrada en vigor del T-MEC es una luz al final del túnel que lleva a otras crisis menos duras que ésta, donde el sector exportador ha sacado adelante al país, pero en este caso, el problema es que dicho sector depende de su principal socio comercial, que es Estados Unidos.

En ese sentido explicó que en el vecino país la situación tampoco es constante: ya que se avanza, se abre, tuvo un aumento en su velocidad y está, en algunos casos, revirtiendo algunas medidas; lo que adelantó, será una constante en el comportamiento de la economía norteamericana.

“Y nos dice que la alineación de sectores productivos conjuntos va a estar claramente vinculada entre Canadá-Estados Unidos y México; y vamos a estar en esta cuestión cíclica de volver a tratar de recuperar, de un estacionamiento transitorio, y que los mercados de consumidores de bienes durables no van a tener una recuperación inmediata”.

Dijo que por lo anterior México se debe preparar a una reactivación lenta, y con mucha fluctuación, que le llevará por momentos muy difíciles al cierre de este año y durante el próximo, por lo que se espera un patrón más constante de recuperación hasta el año 2022.

Destacó el sector agroalimentario como uno de los menos afectados, no así el manufacturero, donde se han presentado las mayores problemáticas.

Subrayó la importancia de que las personas utilicen los mecanismos de prevención pues el aislamiento es insostenible en mediano y largo plazo ya que los mexicanos dependen de un ingreso diario, y de continuar el cierre esto llevaría una crisis más profunda que la de salud.

El ex secretario expresó que en su plática con los empresarios les hizo ver que las oportunidades están los sectores de interés como el automotriz, el agroalimentario y de energías alternativas; ya que existen nuevos requerimientos de proveeduría y el T-MEC exigirá mayor contenido de América del Norte, y de ello se deriva una serie de áreas de integración de insumos, que en el caso automotriz pueden ir a partes de plásticos especializados y aditamentos electrónicos que antes se importaban de otras partes del mundo.

“Ahí hay una cadena de oportunidades que debe ser capitalizable entendiendo las dinámicas de las cadenas de valor, en el caso específico de la cadena agroalimentaria buscar esquemas de integración más profunda que ya los ha avanzado mucho Coahuila en algunas ramas industriales y ha aprovechado la cadena de los suministros, y el gobernador ha dado muestras de su defensa a proyectos fundamentales para Coahuila en términos de energía que se deben seguir integrando”.

Otro punto es un esfuerzo de auto-certificación en las condiciones laborales, que deben establecerse de inmediato para hacer pruebas y análisis de que se está cumpliendo con todos los elementos de la propia legislación laboral en el país.

Finalmente, recalcó que los efectos de la crisis serán permanentes y el sector de tecnologías de la información y comercio digital, así como el trabajo en línea y en casa y los mecanismos de control de muchos tipos de manufactura a distancia se verán desarrollados en nuevas áreas de interés y de inversión.

Sobre la caída de México por debajo de Canadá como el principal socio exportador hacia Estados Unidos, dijo que el sector ya había avanzado antes de la crisis de salud, pero al disminuir las cadenas de valor esto tuvo impacto en las estadísticas de los meses anteriores, no obstante una vez alineadas las prioridades de estos sectores, confió en que se vuelta a retomar el primer lugar de exportación.

En cuanto al sector automotriz comentó que las ventajas de atracción de Coahuila a las nuevas tendencias en autos eléctricos, han iniciado anuncios de plantas que podrían traer estas inversiones al país, con evolución de nuevas piezas en el sector plásticos.