En Coahuila se sancionarán con prisión delitos contra personal de salud

Adncoahuila

A partir de reforma al Código Penal también hay mayor sanción para quienes cometan daños contra edificios o vehículos del sector salud


Saltillo, Coah, INFONOR.- En Coahuila se sancionarán penalmente y con pena de prisión los delitos cometidos contra personal de salud, al aprobarse este día una reforma al Código Penal para dicho propósito.

La iniciativa fue presentada por el Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, por parte de su coordinador Jaime Bueno Zertuche, y el dictamen de la Comisión de Gobernación y puntos Constitucionales fue aprobado por el pleno.

Las agravantes establecen sanciones de 9 a 21 años de cárcel por lesiones graves; 25 a 45 años de cárcel por homicidio doloso; 6 a 12 años por daños en propiedad ajena tratándose de hospitales, laboratorios, consultorio, edificios en los que se presten servicios de salud, ambulancias y vehículos destinados al traslado de enfermos.

De igual manera, se aumenta la penalidad en el delito de Discriminación por odio, vejación o exclusión, cuando se realicen en contra de personal de salud, durante una emergencia sanitaria declarada por autoridad competente, fijando una penalidad de hasta 2 años de prisión.

Finalmente, se incorpora un artículo referente a los delitos contra personal de salud cometidos durante una emergencia sanitaria, en el que se contempla que con independencia de la pena que le corresponda por la comisión de otros tipos penales, se impondrá de seis meses a tres años de prisión, a quien cometa un delito en contra de médicos, personal de enfermería, auxiliares de éstos o de personas que laboren en una institución de salud pública o privada, en el acto del ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas, también durante una emergencia sanitaria declarada por autoridad competente.

La exposición de motivos asegura que se han visto en riesgo el disfrute de sus derechos para las personas que desempeñan un cargo, profesión, oficio, o actividad relacionados con la prestación de servicios de salud, “pues han sufrido no solo actos discriminatorios, sino incluso han sido objeto de agresiones que han atentado en contra de su seguridad e integridad física, mediante agresiones perpetradas en su contra por personas que ante el miedo de ser contagiadas por el virus que causa el COVID-19, reaccionan de manera infundada y violenta”.

Así, se fija que se considerará homicidio calificado y lesiones calificadas cuando estos hechos se realicen a las personas que desempeñan algún oficio relacionado con la prestación de servicios de salud, por el hecho de desempeñar sus labores.

Se incorporó a la circunstancia del hecho, el que “el agente cometa el homicidio en función de la clase de actividad profesional de la víctima, en especial dentro del periodismo o en la prestación de los servicios de salud”.